jueves, 28 de octubre de 2010

Ceremonia de Temazcal

EL TEMAZCAL
Por: Aurelio Diaz Tekpankalli, Jefe de Jefes del Fuego Sagrado de Itzachilatlan.Para nosotros, una de las primeras enseñanzas que existen dentro de la Tradición, es el origen. El origen nuestro es en el vientre de la Madre Tierra, y es una de las primeras ceremonias que tenemos a la hora de venir a tomar forma, a tomar fuerza, a tomar, de alguna manera, suerte en la vida. Se le llama ceremonia de Temazcal.Esta es una ceremonia muy bonita, es una de las más antiguas que existen. Es de las primeras ceremonias que fueron entregadas al ser humano. Está basada en la bendición, en la purificación del ser humano, -¿cómo?- a través del líquido sagrado del agua, a través del calor de la vida, uno puede recibir el soplo de la vida.Este Temazcal es un Temazcal que está basado en el vientre de la Madre Tierra, que es donde uno es concebido, donde uno es alimentado como semilla para llegar a tener la unidad de todos los poderes del Universo.El Temazcal es una ceremonia que es concebida como la “Cabaña de los Ancianos Piedras”. Y es la ceremonia del Fuego Sagrado, donde se lleva primero a reactivar el calor guardado en estas piedras de lava.Se usan piedras que alguna vez tuvieron la solidificación, luego de tener el calor que viene de las entrañas mismas de la Madre Tierra, y que salieron a la superficie. Nosotros podemos recolectarlas y ponerlas en un montículo de madera donde podemos encender un fuego, poner un rezo, un buen pensamiento y pedir una ayuda a estos Ancianos que son las rocas de lava.Estas rocas son calentadas y llevadas a una cabaña que es el ombligo de la Madre Tierra. Allí se depositan, y es donde la gente se reúne para recibirlas con plantas aromáticas. Se utiliza el copal para recuperar la memoria; se utiliza el palo dulce para conseguir ternura, la belleza de todos los espíritus a los que les guste aquello que es dulce, para tener dulzura en nuestro corazón. Se utiliza, también, la salvia, para escoger, solamente, lo que necesitamos. Y también se utiliza el cedro para bendecir todo lo que realmente tenemos, es el poder que bendice a todas las cosas, aquella planta que siempre es verde y que tiene el poder guardado para bendecir todo.Se usan muchas plantas dentro del Temazcal para agradecer la vida, para bendecir la vida. De esa manera es como nosotros vemos la concepción misma dentro del vientre de nuestra Madre. Sentir dentro del calor de la vida, la presencia misma con un buen aroma, con una buena esencia, y con una buena presencia.Estas plantas se depositan sobre las piedras, es allí donde nos dan su esencia, al ser consumidas por el calor, por el fuego que guardan estas piedras. Después de poder tener la oportunidad de respirar este aroma, se cierra la puerta y todos juntos compartimos un misterio, una oscuridad, un interior, un momento de profundidad en el Universo.En este momento nosotros depositamos agua sobre las piedras para recibir la bendición de esta agua, es ahí donde nos damos cuenta de cómo el Poder se mueve, porque esta agua que cae sobre las piedras, inmediatamente nos es regresada en una forma mucho más liviana, pues el agua vuelve a caminar entre el aire en forma de vapor.Ahí es donde se gradúa la medicina, el conocimiento, la sabiduría, y se puede respirar. A esto, nosotros le llamamos la memoria del primer aliento; la memoria del momento cuando fuimos concebidos.Es una de las ceremonias más antiguas que tenemos, donde recibimos el consejo de nuestro antepasados, de cómo fue que tuvimos esta vida que ahora tenemos. Entonces, al ponerse esta agua, todos los que estamos ahí vivos, por igual, un momento de intensidad dentro del calor. Estamos compartiendo una energía que es igual para todos, para nadie es diferente.Dentro de esto, nosotros utilizamos rezos para convivir, para guiar. También cantos, tambores y sonajas para poder tener un recorrido por el Universo, por la creación misma, por el origen de la vida.Dentro del Temazcal, tocamos todos los misterios que existen; es el principio que es el Fuego Sagrado, que es la energía pura, que es la presencia misma de la Creación. Pero es la Creación en movimiento, en tal manera que nos vuelve a poner, aquí, en la Tierra, con una forma física.Este Temazcal nos da la oportunidad de darnos cuenta de los regalos que recibimos: el respirar, el darnos cuenta que existe un alimento que es inmediato, el aire, y que entra dentro de nosotros en forma natural, como el primer aliento, al llegar aquí, a esta Tierra. Y de esta manera funcionan dentro de nuestro ser, dentro de nuestra naturaleza. Cuando uno es capaz de ir así, hacia atrás en el tiempo, es cuando se reactivan las medicinas que están en el principio. Dentro de la memoria encontramos todo esto.También está el regalo del agua, que esotro de los regalos que aprendemos a recibir, después de respirar. Que es también el regalo del calor mismo, porque esta agua viene acompañada de un calor natural.Ahí también nos damos cuenta de nuestro cuerpo; que tenemos un cuerpo; que tenemos un cuerpo, que sentimos y que es la presencia misma de la Tierra, de estos cuatro elementos que tenemos.Todo esto es parte de la ceremonia del Temazcal, que nos lleva a darnos cuenta que primero fuimos energía, y después de ser energía, fuimos transformados en movimiento y después de ser transformados en movimiento, fuimos canales líquidos que fluyeron por todo nuestro ser como nuestra propia sangre, como nuestra propia naturaleza de ser. Después de ser estos movimientos y canales, que estaban dentro de nosotros, tuvimos la base, que es el hueso, que son las piedras. Después tuvimos una piel, que es la Tierra, que es la presencia misma del lugar donde vinimos a parar.
Porque antes fuimos piedra, y esta piedra fue un ser que viajó por el Universo como un aerolito y que, de alguna manera, encontró su lugar aquí, en la Tierra y tomó cuerpo, tomó piel, que es la Tierra.Este ser, cuando llegó, entró aquí y encontró que no solamente tenía este hueso, esta carne y esta piel, se dio cuenta que también tenía este líquido sagrado, que es la sangre, que es el agua. Tomó conciencia de su naturaleza de ser y ahí creó la sabiduría, el conocimiento; tomó conciencia de la unidad de todas las cosas, de la presencia misma del Espíritu y de estos regalos que El ha puesto a nuestro alcance.Entonces, el Temazcal es donde uno se une con toda la familia dentro de la primera casa que tuvo en su existencia, y que es el vientre de la Madre Tierra. Ahí es donde nos encontramos en esta ceremonia celebrando la vida misma. Es una ceremonia de puro amor, de pura unidad, de pura vibración, porque ahí es donde volvemos a sentir el latido de nuestro corazón. Ahí es donde sentimos el funcionamiento de nuestra capacidad, al respirar, al alimentarnos del conocimiento guardado, del conocimiento perpetuado en las entrañas de la Madre Tierra, ahí es donde están los elementos necesarios para encontrar todas las medicinas que existen, para encontrar cómo estar bien en esta vida, cómo no sufrir ninguna enfermedad. Cómo estar en paz, en armonía.Este Temazcal representa la casa de nuestros antepasados, la casa original. Para nosotros es una de las primeras ceremonias que todo ser humano debe conocer antes de entrar a cualquier otra ceremonia porque es por la cual venimos aquí, a este mundo.Es una ceremonia de purificación, que tiene que ver con el Fuego de una manera importante y bien directa; que tiene que ver con la Tierra, con el aire, con el agua y con todos los elementos creadores que existen dentro de este lugar.Ahí se encuentra una de las primeras lecciones, uno de los primeros regalos que es aprender a escuchar, a poner atención. Aprender, de alguna manera, la obediencia dentro de la naturaleza del ser, dentro de la habilidad del ser, dentro del poder del ser. Esta obediencia es como una orden de respirar, es como una orden natural de saber que tenemos manos y que las podemos mover y utilizar.Ahí es donde están las primeras instrucciones de cómo el ser debe recogerse dentro de sí mismo para poder salir afuera a tratar todos los asuntos que le están esperando. Entonces, este ser se da cuenta, de alguna manera, que puede escuchar, que puede ver, que puede probar. Todo esto sucede dentro del Temazcal en una forma directa, con una vibración donde el ser sabe que está en paz, en armonía, en su estado de éxtasis total con todo. Donde hay un sonido que le permite saber que no hay diferencia con nada; y al mismo tiempo saber que dentro de él tampoco hay diferencia con nada. Entonces esto es bien importante, que todas las personas que entran en el Temazcal, puedan volver a su totalidad de ser, a la recuperación total de estar.

Dentro de esta ceremonia suceden muchas situaciones. Gente que, por ejemplo, llega aquí con el problema de que no sabe por qué es que tiene cierta situación, que no sabe por qué se ha enfermado. Ahí mismo puede darse cuenta y recuperar la capacidad de saber por qué es que está como está. De darse una respuesta inmediatamente y tenerlo claro, resolver y estar bien.Entonces esta ceremonia te permite comenzar desde el principio porque siempre que sales de esta ceremonia es como que vuelves a la vida; es como volver a nacer. Es renovar tu vida misma, tu relación. Hay cosas que te bloquean y aquí se puede desbloquear todo. Puedes recrear todo, tenerlo en una perspectiva propia y con la fortuna, el beneficio de la experiencia acumulada a través del tiempo.Para mí es bien importante aprender a estar de mejor manera en cada ceremonia de Temazcal, para tener mucha más conciencia a la hora de nacer. Para tener mucha más memoria de la vida misma y del origen mismo a la hora de asumir una responsabilidad dentro de esta misma vida que tenemos. El Temazcal es una gran oportunidad que tenemos en nuestras manos para decidir cómo queremos nacer.Hay mucha gente que se desespera y quiere nacer a la carrera. Hay mucha gente que nace con un buen latido de corazón. Entonces, todo es como uno mismo se encuentra dentro del vientre de la Madre Tierra.Esta ceremonia es la ceremonia que nosotros conocemos como la primera ceremonia antes de todas las ceremonias del ser humano, es por esta razón que se debe hacer antes de subir a alguien a al montaña. Después del Temazcal, se le puede llevar a la montaña, porque ya es un ser que camina después de nacer, es un ser que tiene vida, que tiene cuerpo.Antes de ir a la Danza del Sol, una persona tiene que entrar por el vientre de la Madre Tierra para poder reconocer al Padre Sol, para poder danzarle al Sol, para poder danzar sobre la misma Tierra; necesita tener forma física. Ahí van a aprender a tener forma física, a estar en una buena forma física, en una buena forma espiritual, mental; en una buena forma, así, nada más.El Temazcal es una ceremonia donde mucha gente reconoce cuatro puertas, cuatro tiempos. Primero es la cabeza porque es la primera que nace, luego es el corazón, luego es el vientre y al final son los piecitos. Así son como las cuatro estaciones del año, así son como los cuatro elementos. Así es, de alguna manera, como es dentro de las partes y de las divisiones que existen en la naturaleza del ser. Entonces, se dice que dentro de esta naturaleza existen cuatro direcciones, pero también existen el Cielo y la Tierra, el corazón del Cielo, el corazón de la Tierra. De alguna forma, se dice que también está ahí el centro de todo lo que existe, de todas las direcciones, porque todas las direcciones tienen que tener un centro de donde se parte, de donde se equilibra todo, de donde se armoniza todo.

El Temazcal es el camino original por el que nosotros venimos aquí, a esta Tierra.Tiene cuatro círculos que son bien importantes. Tiene una estrella en el centro con ocho puntas y que representa la salida del Sol, porque en el centro se encuentra el Fuego Sagrado y este Fuego Sagrado representa al Sol que bendice todo y que da la vida. Y esta estrella es la que está velando la vida para que se pueda dar dentro de la vida misma, donde está toda la luz.Estos cuatro ciclos que existen son el Misterio, el Gran Misterio de la vida. Se dice que existe una memoria universal, que todos tenemos, y que somos parte de esta memoria. Esta memoria es la relación de los tiempos, la relación con la línea de la fluidez de la banda universal del origen de la vida. De ahí nosotros descendemos aquí, a la Tierra. Este es el primer anillo que nosotros llamamos la memoria.Entonces, nos desintegramos de esta banda para tomar forma dentro de un segundo anillo, que es el anillo de la forma; el anillo de la presencia misma física donde nos damos cuenta del exterior de nuestra forma de ser. Aquí nos encontramos en la conexión de la relación, que representa la relación con todas las cosas. Todo es uno y uno es uno con todo.Dentro del segundo, encontramos el tercer anillo que es lo que vamos a hacer con esta relación; que es la extensión de la relación, cómo nosotros vamos a tener este Fuego Sagrado, este regalo, esta memoria, esta presencia de este cuerpo físico. Cómo vamos a elaborar en él, en qué forma vamos a vivir. Ahí es donde nos toca pulir nuestro corazón, si es que queremos tener un anillo que sea bello, que tenga armonía, que tenga el mejor fruto de la relación, pues es la extensión de la relación este tercer anillo.Entonces existe el poder del regreso a la fuerza creadora, que es la totalidad, que es la iluminación, que es la perpetuidad del compromiso que tuvimos con nuestra propia vida. Es el retorno a la fuente misma. A veces retornamos porque no pudimos cumplir el propósito y terminamos nuestras fuerzas físicas. A veces se llega al fin de la vida con mucha fuerza física y con muchas posibilidades de continuar, porque de alguna manera llegamos en un buen estado. Esto es lo que nosotros llamamos el Poder: llegar en un buen estado al principio del ciclo de la vida, o al fin del ciclo de la vida, que es lo mismo. Poder levantar todo lo que uno es y decir: llego aquí no porque me estoy muriendo, llego aquí porque he cruzado a través de mi vida y he llegado en una forma impecable, en una forma completa; es una forma donde he podido avanzar sin grandes consecuencias de pérdida física, pérdida mental o pérdida espiritual. Entonces aquí estoy sin verme perdido sino que estoy encontrando la misma puerta por donde vine, y eso es lo que es la Fuerza Creadora, el regreso a la Fuerza Creadora.
Son cuatro anillos nada más, y esto es lo que es el Temazcal, esto es lo que representan las vibraciones del Temazcal, de la presencia misma. Estamos hablando del fulgor de la vida, de la vibración de la vida.Qué hacemos con la vida es bien importante, y esto es lo que es la ceremonia del Temazcal: cómo vivimos dentro de él nuestra propia vida. Entonces, es una ceremonia muy sagrada, muy simple, muy bella y que de alguna manera representa el primer lugar que tuvimos en nuestra existencia de ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada